Notas y Artículos

Es el silbatazo inicial, y tú… ¿a quién le vas?

14:35 hs. | 04 de Septiembre |

Es el silbatazo inicial, y tú… ¿a quién le vas?

Se siente en el Instituto Chapultepec un aire diferente, nuestra escuela conmemora  61 años formando no únicamente alumnos, sino también personas plenamente realizadas “Gente que trasciende";  años de recuerdos, anécdotas, conocimiento y experiencia, y por supuesto no se deja a un lado el ámbito deportivo, el cual también celebra  un aniversario más.

Es el vigésimo año consecutivo del famoso torneo de fútbol de los recesos conocido también como Torneo Intergrupos en la prepa del ICh, donde se pueden ver a los pies más hábiles mostrando el domino del esférico, las manos más seguras resguardando los tres palos, la afición más fiel que puede haber, los regates más espectaculares, la pasión reflejada en los rostros de los compañeros,  y la diversión que puede traer consigo algunos minutos de convivencia entre los estudiantes de los diferentes grados que la preparatoria tiene.

Veinte generaciones han pasado a lo largo de estos años formando parte de las postales que este campeonato ha dejado. Grupos que son representados por aquellos a los que se les considera potencialmente elementales en el terreno de juego, y que han sido capaces de llevar no sólo al equipo a la victoria, sino a un salón entero por el primer lugar de este gran torneo.

Dos décadas de táctica y diversión se han ido con el paso del tiempo, pero las costumbres han permanecido, destacando que, el torneo, no solamente está conformado por las futuras promesas del deporte, sino  también se encuentran aquellos que los han visto crecer y formarse: los profesores.

Esta escuadra, la de los profesores,  no sólo es sinónimo de jerarquía, elegancia, toque, visión, solidez de líneas y sencillez;  abarca todo el concepto del buen jugar – del  jogo bonito en palabras de los brasileños – manteniendo  una propuesta de toque de balón que, muchas veces ha logrado imponerse ante las nuevas propuestas juveniles, pues forman parte fundamental de este torneo. Podríamos definirlos como la esencia de dicho torneo, ya que han sido los testigos de cómo pasan las generaciones año tras año, y su participación, además de necesaria, es protagonista;  definitivamente enfrentarse a este conjunto es un reto, un desafío que muchos  no han sido capaces de superar. Cabe mencionar que este torneo tuvo sus inicios al menos desde 1971 según historiadores del ICh, con el Torneo de la Amistad donde participaban el Dr. Alfredo Pallares de medio ofensivo y con el Profesor Enrique Gamboa como delantero por el lado derecho entre otros.

Por otro lado, podemos ver hoy en día a los más jóvenes intentando llegar a ganar un puesto: los alumnos de 9no, que partido a partido van progresivamente ganando un lugar y cierta admiración por los pies más experimentados. Los  de  10mos que a pesar de conocer el manejo de juego de los mayores, es relativamente estable ante las jugadas más increíbles que para la grada, puedan parecer, a ellos, no les impresiona ya tanto.

Los futuros dueños de la cúspide preparatoriana, los  11vos,  que imponen condiciones ante los menos experimentados en este torneo y a su vez, escasamente manipulables por los expertos de 12vos, que han pasados los respectivos años y han adquirido una madurez notoria  en el área rival, dominando la mitad de la cancha y explotando la velocidad por las bandas.

Cabe destacar que a pesar de ser un torneo en el cual las edades no son un factor determinante a la hora de definir un resultado, nada está escrito. Es lo que hace a este torneo algo tan emocionante e impredecible pues es este quien es el responsable de detener Sede Norte por unos minutos, de avivar la energía y sacar a flote la técnica colectiva.

El torneo apenas ha  empezado,  queda un año  intenso  y nos tiene muchas sorpresas conforme  los minutos van pasando  y la pelota rueda.

Es el silbatazo inicial, y tú… ¿a quién le vas?

Escrito por: Jossy Meza Pérez, alumno de 12vo en Sede Norte.

Sin comentarios

Publicar comentario

Los comentarios son previamente moderados. Todos los campos son obligatorios.