Notas y Artículos

Ex alumno de la Generación XXV

12:00 hs. | 18 de Enero | Portada

Ex alumno de la Generación XXV

PBRO. CARLOS ANTONIO NÚÑEZ AISPURO

El viernes 18 de enero de 2013, el Pbro. Dr. Carlos Antonio Núñez Aispuro, Ex Alumno de la Generación XXV, accedió a celebrar una Misa en el Oratorio del Instituto, a la que asistieron estudiantes de 5°y 6° de Middle.

Aprovechando esta ocasión especial,  le pedimos al Padre Carlos conceder una entrevista para Chapulín:

-          Padre, usted es de la Generación de Plata, que fue apadrinada por el Lic. Lázaro Migoya… ¿Cómo ve al Instituto ahora, 24 años después?

R.  Me sorprende que esté tan bien cuidado, como siempre. También me ha sorprendido ver a mis compañeros, que todos están muy bien desde el punto de vista familiar.

- ¿Cuándo llegó usted a Culiacán?

R. Ayer, y me regreso el Domingo, estoy viviendo en Monterrey. Vine a visitar a mis papás.

- Ahora, en la distancia, qué momentos de su vida de estudiante del I Ch valora como los mejores?

R. Yo creo que las experiencias con profesores que supieron ser amigos, que son los que más me dejaron, y luego las experiencias con los compañeros amigos.

- ¿Algunos maestros que influyeron significativamente en su formación?

R.  Lázaro Migoya y Ricardo Lorda fueron claves en mi formación. Me hizo mucho bien la exigencia de otros profesores, como Carlos Osuna, que nos daba Física, y por supuesto Pallares, con sus materias de Ciencias Sociales.

-¿Cómo descubrió su vocación de sacerdote?

R. Mi vocación que descubrí fue la de Numerario, y la de Sacerdote me la descubrieron -comenta sonriendo-. La primera la descubrí a los pocos meses de salir del Instituto, estaba en la UP en Guadalajara, aunque ya aquí en el Instituto empecé a planteármelo, y la vocación al Sacerdocio vino en el 2000.

-¿En qué lugares ha ejercido su vocación desde que se ordenó?

R. Estuve un poco de tiempo en Kazajstán, luego en Madrid donde fui confesor en la Basílica de San Miguel,  también estuve dando retiros, y medios de formación en centros de la Obra. Posteriormente me vine a México y me asignaron como Capellán del Colegio Cedros, en el D. F., ahí estuve 7 años y a partir de entonces me dedico a labores internas del Opus Dei, 3 años en México y ya casi 3 en Monterrey. (El P. Carlos es, desde hace 3 años, el Vicario del Opus Dei para el Noreste, con sede en Monterrey).

-¿Imparte alguna cátedra en el Seminario o en alguna Universidad?

R. Tengo trato apostólico con seminaristas y sacerdotes. Voy a jugar futbol al Seminario –sonríe levemente y aclara que es mucho decir que juega futbol, pues lo que él practica es la bicicleta de montaña y el tenis-.

-Para finalizar, ¿qué aconsejaría a los jóvenes que ahora están en preparatoria?

R. Darle gracias a Dios por la formación que están recibiendo, manteniéndose atentos a cuál es Su voluntad para cada uno de nosotros. La mayoría será para el matrimonio, pero seguramente habrá a quienes les pida el corazón por entero.

Sin comentarios

Publicar comentario

Los comentarios son previamente moderados. Todos los campos son obligatorios.