Misión

Somos una empresa de servicio educativo integral personalizado dirigido a varones, que pretende en coordinación con los padres de familia, formar con sentido cristiano, alumnos para que sean universitarios exitosos y hombres comprometidos con la mejora de la sociedad, a partir del trabajo académico, en un ambiente de libertad, responsabilidad, amistad y confianza.

 

¿En qué se fundamenta nuestra misión?

Somos una empresa

  • Producimos un servicio que satisface una necesidad social fundamental
  • que genera valor agregado
  • ofreciendo a sus miembros un auténtico crecimiento personal
  • permanente y desde 1956

Servicio educativo integral personalizado

  • Educación: proceso de perfeccionamiento humano
  • Integral: abarca todos los aspectos del desarrollo humano (económico, físico social, afectivo, intelectual, estético, moral y espiritual).
  • Personalizado: atendemos uno a uno según sus propias necesidades.

Dirigido a varones

  • Creemos en la Educación diferenciada.
  • Los hombres y las mujeres somos diferentes y requerimos una educación de acuerdo a las características propias de cada sexo.

En coordinación con los padres de familia

  • Los padres de familia son los primeros y fundamentales educadores de sus hijos.
  • Los profesores somos importantes colaboradores de ellos en la misión de formar a sus hijos como hombres de bien.
  • No se puede educar integralmente a una persona sin la participación de sus padres. Por eso en el Instituto Chapultepec se inscriben familias, no alumnos aislados.
  • En el ICH, promovemos la integración de las familias entre sí.
  • Somos un Centro Educativo de familias y para las familias.

Formar con sentido cristiano

  • Nuestra educación se fundamenta en el concepto cristiano del hombre y su destino.
  • La filiación divina y la caridad son los criterios básicos de nuestro trabajo educativo.

Que sean universitarios exitosos

  • Nuestra escuela es propedéutica. Preparamos a los alumnos en todos los aspectos para que primero aprueben los exámenes de admisión de cualquier universidad exigente y luego sean capaces de concluir exitosamente sus estudios superiores.
  • En cada alumno formamos un investigador que aprecie el conocimiento y domine los recursos para llegar a él.

Hombres comprometidos con la mejora de la sociedad

  • Educamos hombres para que asuman su responsabilidad solidaria en la recristianización de la sociedad, promoviendo armónicamente la justicia social con el progreso.

A partir del trabajo académico

  • Privilegiamos el cumplimiento del deber ordinario, cuidando que todo nuestro hacer sea ocasión de formación.
  • Trabajamos con competencia profesional y sentido cristiano.

Un ambiente de libertad, responsabilidad, amistad y confianza

  • La educación integral requiere educar al hombre para que ejerza su libertad y en consecuencia sea responsable de sus actos; para que pueda tener autodominio y sepa servir a los demás.
  • La educación es fruto del amor. Por eso nuestro trabajo educativo nos demanda querer a nuestros alumnos, ofreciéndoles una sincera amistad y confianza a través de la cual iremos ayudándoles a forjar su personalidad.